Inicio > Sin categoría > LATAM – El Cielo es el Límite

LATAM – El Cielo es el Límite

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 24 de Junio de 2012

La Línea Aeropostal Santiago-Arica se fundó a instancias del Comandante de Servicios Aéreos del Ejército, Arturo Merino Benítez, en 1929. En 1932 pasa a denominarse Lan Chile siendo propiedad del Estado. Al finalizar el gobierno militar se privatiza en 1989, y a partir de ese momento comienza un crecimiento exponencial que incluye hitos como la absorción de Ladeco y el establecimiento de filiales en el exterior, tales como Lan Perú, Lan Argentina y recientemente Lan Colombia.

Su presencia internacional y la fuerte inversión en la renovación de su flota le han facilitado el ingreso a mercados exigentes y asociarse con otras grandes líneas aéreas del mundo a través de la alianza Oneworld. Con su nombre corporativo reducido simplemente a LAN, acrónimo de Línea Aérea Nacional, desde hace unos años ha protagonizado un interesante ejemplo de una empresa contra cíclica a su industria, donde muchas aerolíneas han quebrado en las últimas décadas, mientras esta empresa nacional ha presentado un paulatino y constante crecimiento en el tiempo.

Esta realidad demuestra cómo se pueden afrontar escenarios difíciles en ciertos momentos del tiempo, cuando los objetivos están claros, y cuando la mano en el timón es firme. Algunas decisiones como el énfasis en el servicio internacional, en desmedro a veces del servicio doméstico, es algo que todos conocemos. Pero no por eso se debe desconocer que la imagen de marca de la empresa está justificada con creces.

Esta semana se confirmó la noticia que la fusión de Lan con la gigante brasileña TAM, Transporte Aéreo Marília, implica el nacimiento un consorcio aerocomercial enorme. LATAM pasará a ser una de las empresas más grandes del mundo, con cobertura casi global, aun cuando se estima que las marcas de ambas empresas se mantendrán al menos por el momento en sus respectivos mercados específicos.

Para nosotros en Coyhaique esto parece ser un tema muy lejano, sin embargo demuestra las proyecciones que pueden tener los emprendimientos cuando las cosas se hacen bien y se dirigen con pasión y corazón. Es probable que Don Arturo en 1929 no imaginara el estado actual de las cosas, como es probable que muchos de ustedes no imaginen el futuro de sus respectivas empresas, pero si mantienen la concentración en el foco inicial y cuidan los detalles, es ciertamente muy probable que en algún minuto se puedan parecer a LATAM, empresa que se encuentra en una industria donde literalmente, el cielo es el límite.

 

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: