Inicio > Sin categoría > Proyecto de Ley Dicom – Borrón y Cuenta Nueva… casi.

Proyecto de Ley Dicom – Borrón y Cuenta Nueva… casi.

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 12 de Febrero de 2012

El que nunca haya caído en Dicom, que lance la primera piedra. Una de las cosas que he aprendido con el tiempo, sobre todo siendo independiente, es que nadie está libre de una mala temporada y que los problemas financieros son rudos, incluso para las empresas más grandes, ya que la facturación puede ser muy alta, pero los gastos asociados también, y por eso, a menos que uno tenga una Isapre, las utilidades nunca parecerán muy holgadas.

En este contexto, el proyecto aprobado casi unánimemente en el congreso y que pronto será ley, plantea un tema con muchas aristas. Es cierto que para la gran mayoría de los chilenos el hecho de que de se elimine de los registros a aquellas personas que mantengan deudas morosas menores a $2,5 millones al 31 de diciembre, es una noticia que les causa alegría y, por que no decirlo, alivio.

Además se prohíbe este tipo de consulta para la contratación laboral, acceso a la atención de urgencia de cualquier recinto hospitalario y en la contratación de servicios educacionales de todo nivel. Cabe mencionar que no es la primera iniciativa que busca resolver al menos los dos primeros puntos mencionados, pero en un país tan regulado como el nuestro, generalmente se requiere de leyes para aplicar el sentido común.

El empresariado en general no ha reaccionado bien ante esta iniciativa, como no lo hizo tampoco hace diez años con el anterior perdonazo, y la razón es simple y dolorosamente obvia, cómo pueden dar crédito a sus clientes si no se tiene completa información de su historial de pago. Después de todo, en un país como el nuestro que se mueve preferentemente a crédito, donde hasta el Estado paga a fecha, la falta de información puede ser un tema complejo.

La respuesta a esto también es obvia, y tiene que ver con la calidad de las políticas de crédito de las empresas. Parte de la responsabilidad de una compañía es construir políticas de riesgos responsables y profesionales, que sean capaces de detectar los clientes más riesgosos, y premiar los buenos comportamientos. Experiencias como éstas se han ido desarrollando por ejemplo en las administradoras de las tarjetas de crédito de las grandes casas comerciales del retail, donde tuve la oportunidad de trabajar por varios años.

Por otra parte es cierto que por lo general en todo tipo de cosas pagan justos por pecadores, por lo que en este caso, donde el fenómeno es a la inversa, y pecadores se pueden beneficiar al igual que los justos, uno se puede preguntar legítimamente cuál es el mal menor, y qué tan beneficioso puede ser en definitiva este balón de oxígeno para muchos pequeños empresarios, especialmente cuando son personas naturales como es la realidad mayoritaria de nuestra región.

El debate está abierto y no existen verdades absolutas, muchos aprovecharán la oportunidad para comenzar de nuevo y aprender de los errores, otros los seguirán cometiendo con y sin intención, es parte de nuestro ciclo vital, al menos hasta el próximo perdonazo.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: