Inicio > Sin categoría > Steve Jobs – iMortal

Steve Jobs – iMortal

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 9 de Octubre de 2011

En el siglo pasado, donde nosotros nacimos, las cosas eran diametralmente diferentes. No había forma de comunicarse a larga distancia a menos que se tuviera un teléfono fijo cerca, las cartas podían demorar días o semanas en llegar a destino, la televisión tenía sólo tres o cuatro canales y para estudiar o trabajar se escribía a mano, en máquina de escribir o se usaban fotocopias.

Pero como ya todos sabemos, desde la década de los 70 las cosas comenzaron a cambiar dramática y rápidamente, con avances tecnológicos que mejoraron en funcionamiento de nuestras herramientas de trabajo de manera exponencial. En ese contexto muchos nombres comenzaron a brillar con luces propias gracias a su ingenio, irreverencia y la valentía de soñar con cosas imposibles.

Ese espíritu emprendedor hace memorable la trayectoria de este veinteañero que se atrevió a formar empresas cuando la mayoría sólo se preocupaba de buscar trabajo estable, que pensó que las computadoras que sólo se usaban para las grandes empresas y llegar al espacio, podían ser una herramienta personal de trabajo, y que tempranamente tuvo que comprender que a veces la vida personal queda relegada cuando el sueño se vuelve más importante, a veces de forma muy dolorosa.

Catalogar a Steve Jobs creador de Apple como un genio es algo redundante, como un loco incomprendido es injusto para alguien que marcó generaciones, pero decir que fue un soñador que se atrevió a pensar que cada día se puede tratar de hacer un mundo mejor porque podría ser el último es algo más certero. Y así, siendo la encarnación viva de lo que debe ser un emprendedor, de lo que podríamos ser cada uno de nosotros, es que se catapulta para siempre como una de aquellas personas que cambió la historia de nuestra especie para siempre.

Dentro del anecdotario quedarán sus batallas épicas contra Bill Gates y su imperio Microsoft, o su capacidad de rescatar de las cenizas a la compañía que había fundado y que lo había despedido años antes, aplicando la filosofía que fue el referente de su vida, “Piensa Diferente”.

Es probable que en este momento no se dimensione realmente lo que Steve Jobs significó para el desarrollo de la humanidad, pero claramente en el futuro se podrá marcar claramente un antes y un después de su intervención.

De todas formas ayer escuché algo que refleja todo esto y que efectivamente engloba mejor la idea, y es que algunos fueron contemporáneos a Beethoven, algunos fueron contemporáneos a Ford, nosotros, fuimos contemporáneos a Jobs.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: