Inicio > Sin categoría > 2011 – Un año difícil y que se debe recordar

2011 – Un año difícil y que se debe recordar

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 8 de Enero de 2012

Esto pasa todos los años, sentarse a pensar en el período que termina y hacer un recuento de lo bueno y lo malo que nos deja, en definitiva, qué aprendemos, qué oportunidades aprovechamos y cuáles se perdieron.

Es difícil deparar los ámbitos personales, de trabajo y sociales que nos rodean, después de todo, nuestra vida es una experiencia integral. Sin embargo hay niveles que se pueden analizar por separado.

A nivel personal y familiar cada uno hace su propio balance que espero para todos haya sido más positivo que negativo. En nuestra región, que parece tan alejada de los grandes centros de discusión nacional, también vivimos momentos de desencuentros profundos, pero con la extraña sensación de que las definiciones se toman en otro lado.

Por lo tanto según mi perspectiva, si hay algo claro es que en el año que se inicia, es importante que las voces regionales se escuchen, no sólo fuerte, sino eficaz y eficientemente, con propuestas concretas y bien pensadas que solucionen los problemas que realmente tenemos, después de todo, a nadie le van a importar más que a nosotros.

A nivel país, demás está decir lo difícil y desencontrado que fue este 2011, con profundas diferencias, manifestadas a veces no de la mejor forma, sobre las distintas visiones de sociedad que queremos y buscamos. Pienso que algunas cosas positivas se sacaron, aparte del hecho mismo de debatir los temas que siempre es bueno, siendo tal vez lo más importante el sentido de urgencia de pensar en un nuevo estándar de educación para el país.

¿Y por qué eso es importante? Porque la educación en un país que por el momento es principalmente productor de materias primas, es fundamental si quiere en algún momento dar un salto cualitativo a alcanzar ventajas competitivas y no sólo comparativas en este mundo globalizado.

Lo lamentable es que, a mi juicio más bien por motivaciones políticas que por real compromiso con los ideales del movimiento, el conflicto se extendió más allá de toda lógica hasta desgastarse y dejar sólo una sombra de lo que fue en algún momento. Enseñanza para las personas que lideran proyectos que impulsan innovaciones muy fuertes, hay que aprovechar de cerrar los acuerdos en el momento justo, ganando lo que es posible y dejando lo demás acordado para el futuro, sino, los créditos y la foto se la sacan otros.

Siempre partimos el año con la misma pregunta, ¿cómo vendrá este 2012?, la única certeza es que depende absolutamente de nosotros, no dejemos que pase en vano.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: