Inicio > Sin categoría > Subsidios, Zonas Extremas, Incomunicación – Todo Mal

Subsidios, Zonas Extremas, Incomunicación – Todo Mal

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 13 de Marzo de 2011

Lo que hemos observado en nuestra vecina Región de Magallanes en los últimos días parece una profecía auto cumplida. Hay muchos factores que pueden explicar esta ruptura social, pero trataré de abordar los más importantes a mi juicio.

Magallanes es la región más extrema de nuestro país, fuera de las islas en el pacífico, sólo se puede acceder por tierra desde Argentina, por barco después de un viaje épico o por avión después de cinco horas de vuelo. Pero eso no es novedad, siempre lo hemos sabido, sobretodo nosotros que también entendemos lo que es el aislamiento. Pero lo que también entendemos entonces es que el carácter de la población en esas condiciones y con un clima que también conocemos, es especial.

Los subsidios son distorsiones en los precios, para bien o para mal ayudan a construir una realidad que no es tal, y que pasado cierto tiempo pueden ser difícil de sostener, como le pasó a algunas economías europeas con sus políticas sociales. Pero el problema real de los subsidios surge cuando se vuelven una distorsión que no se puede mantener por razones técnicas, que es lo que argumenta Enap, y quitarlos pasa a ser casi imposible. Sobre todo cuando se han vuelto una parte estructural de la vida de una región extrema.

La administración del cambio es una técnica de gestión que busca facilitar la implementación de transformaciones en las estructuras o procesos de las organizaciones, y que al aplicarla permite que los líderes del proyecto motiven e involucren a los miembros de la organización afectados por esos cambios, transformándolos en actores entusiastas. Para eso es fundamental una buena y acertada comunicación de razones, objetivos, planes y plazos. Todo lo anterior, como hemos visto en estos días, no se dio.

Si uno analiza estos tres tópicos por separado puede entender que cada uno de ellos es capaz de generar una crisis tarde o temprano, pero si se conjugan, esta crisis claramente se acelera. La solución a este estallido social no es fácil, primero porque será necesario cambiar muchas cosas, los habitantes de la zona tendrán que aceptar que aunque sea gradualmente se sinceren los precios de un recurso vital para ellos. Enap no podrá seguir dando un subsidio porque no le corresponde, si hay que entregar subsidios tiene que hacerlo el estado, no sus empresas. Y el gobierno central tiene que entender que la administración del cambio es una técnica compleja que debe manejarse con delicadeza, si no quiere que la solución de un problema se transforme en un problema peor, sobre todo con una región extrema que por lo visto, no conoce.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: