Inicio > Sin categoría > Se aprobó hidroAysén – ¿Y ahora qué?

Se aprobó hidroAysén – ¿Y ahora qué?

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 22 de Mayo de 2011

Todavía están resonando en el aire los ecos de las protestas ciudadanas por la aprobación en su primera etapa del megaproyecto más discutido de los últimos años, las cinco centrales hidroeléctricas que se instalarán en los ríos Baker y Pascua. Desde ese día se ha dicho y escrito prácticamente de todo, por lo que claramente no es mi objetivo repetir lugares comunes ni frases hechas, pero sí me gustaría reflexionar de algunos impactos que se pueden esperar.

Primero me gustaría encapsular un poco el tema, porque el proyecto en sí tiene pros y contras bien conocidos y sobre los cuales seguramente todos ustedes ya tienen una opinión formada y legítima por cierto. Por lo que mi intención es reflexionar acerca del impacto que éste u otro proyecto homologable, no necesariamente en el mismo ámbito, pero sí en términos de inversión puede provocar en una región como la nuestra.

Es altamente probable que un proyecto de estas características, cualquiera sea su ámbito de acción, cambie para siempre la fisonomía de la región, y no solamente en lo que en medioambiente se refiere, sino también en aspectos culturales, demográficos, de capacitación, de servicios requeridos y de exposición a los efectos de una sociedad más moderna y globalizada que generalmente lo acompañan, los buenos y los malos.

Esto por cierto tendrá partidarios y detractores, que defenderán sus opciones con pasión, pero pasado el ruido de las discusiones iniciales, que tarde o temprano termina por aplacarse, ¿qué es lo que queda? Y esa es la respuesta difícil de dar, porque el megaproyecto, sea de lo que se trate, seguirá ahí y habrá que afrontarlo como tal, lo ideal es que se haga porque es estrictamente necesario y afecte lo menos posible la cultura local, pero seamos honestos, eso es muy difícil.

Por lo general este tipo de proyectos, por experiencias similares en otras regiones y en otros países traen consigo una transformación demográfica importante, no sólo por el aumento de la población directamente asociada a la mano de obra que llega, sino también por todos los servicios asociados que llegarán también a instalarse. En este sentido, las empresas y profesionales locales también enfrentarán una nueva y desconocida competencia, y un nuevo ritmo de hacer las cosas mucho más dinámico y exigente, ¿estarán en buen pie para enfrentarla?

Ideal sería que las necesidades que presentamos siempre pudieran solucionarse con recursos que se produjeran lejos de nuestras casas y que nos ahorraran la molestia de cambiar nuestras costumbres, pero lamentablemente eso es difícil, y tarde o temprano este tipo de proyectos se cruzan con nuestra vida. Mucho se podrá discutir previamente, pero nunca es malo anticiparse un poco a los hechos y preguntarse, en el caso práctico de que el megaproyecto, sea cual sea, se materialice y comience a operar, ¿qué vamos a hacer?

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: