Inicio > Sin categoría > Negociaciones – Alguien tiene que Ceder

Negociaciones – Alguien tiene que Ceder

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 7 de Agosto de 2011

Cuando uno se enfrenta a una negociación, claramente tiene que tener claro que no va a obtener todo lo que pide, por muchas demostraciones de fuerza que haga, si quiere obtener algo de forma consensuada y no subyugando a la contraparte, en algo se tiene que ceder, de lo contrario no es un proceso de negociación y ni siquiera se trata de un diálogo, es simplemente un todo o nada.

En estos meses hemos sido testigos, y yo me he referido más de una vez al tema, del conflicto entre los estudiantes y el gobierno por la educación, pero esto es en realidad algo más complejo, es una parte de la sociedad enfrentada en realidad al Estado de Chile, por una visión distinta de las cosas, el punto es que por lo visto no hay conciencia que las posturas propias no son ni tienen, por qué ser, el 100% de la verdad absoluta que debe imponerse a como de lugar a la contraparte.

Este no es un espacio de análisis político ni pretende serlo, pero el fenómeno del que somos testigos tiene que ver con la gestión del único ente que nos involucra realmente a todos los que vivimos en nuestro país, y por lo tanto es interesante de analizar cómo se producen las transformaciones que nos afectan a todos, y más aún cómo se comportan los líderes que en algún momento se harán cargo del buque.

Cuando uno ve en el mundo de los negocios las negociaciones entre empresas encuentra de todo, desde compañías que se integran naturalmente por mutua competencia, hasta fusiones que podrían considerarse incluso hostiles por parte de la compañía más grande para eliminar su competencia. Claramente son fenómenos que se producen en ambientes controlados y no necesariamente nos afectan a todos.

En este caso sí, no solo porque en muchas partes del país hay alumnos que van a perder su año escolar, ni porque hay gente en la calle perjudicada por los inconvenientes que provocan las protestas, sino porque vemos, algunos de nosotros con preocupación, que la forma de plantear las cosas es cada vez más radical, que la contraparte ya no es alguien con quien negociar para obtener beneficios, sino que parece un enemigo al que hay que derrotar para que haga lo que yo quiera.

Este movimiento partió como todos los demás, con muchas energías e ideales, al mayoría de ellos muy buenos a mi juicio, y otros que yo no comparto, pero no por eso menos válidos, pero espero que no termine en una discusión de sordos, donde al final los líderes del mismo, por conveniencia de los demás o por cansancio se van a ir quedando solos, por la sencilla razón de que el gobierno, bien o mal evaluado, es el que representa al Estado de Chile, que es el que finalmente toma las decisiones.

Cuando uno negocia con alguien que tiene más poder, hay que plantearle las cosas de manera que escuche lo que quiere escuchar y haga lo más parecido a lo que esperamos que haga, porque sabemos que no se puede obtener todo, si así fuera no sería necesario negociar ni se necesitarían instancias de diálogo, pero así no se arreglan las cosas, solo se empeoran.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: