Inicio > Sin categoría > Autoconocimiento – Un estudio que deberíamos hacer con más frecuencia

Autoconocimiento – Un estudio que deberíamos hacer con más frecuencia

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 6 de Febrero de 2011

Información no es algo que nos falte en esta época. La oferta mediática incluso en regiones extremas como esta es tan amplia, que es muy difícil que no podamos establecer una conversación con algún visitante acerca de las cosas que están pasando en nuestro país o el mundo. También están a nuestra disposición, aunque no siempre les prestemos atención, textos académicos y estudios de nuestra realidad que nos dan una panorámica de la realidad en que vivimos.

Estamos muy al tanto de lo que ocurre en nuestra casa, en nuestra comunidad más inmediata, y en nuestro trabajo. Sin embargo, ¿cuánto conocemos de nosotros mismos?, ¿de nuestras carencias y potencialidades? No son preguntas simples y por lo tanto no siempre nos tomamos el tiempo para formularlas, y mucho menos para tratar de responderlas.

Cuando estudiaba, en clases nos dieron a leer un texto de Peter Druker titulado “Manéjese a sí mismo”. Lo que más me llamó la atención de este artículo, fue la capacidad que adquiere la persona para tomar decisiones, cuando alcanza un conocimiento más o menos acabado de su propia persona. Más aún, la conciencia que comienza a tener de cuidar el activo más preciado que tiene, ella misma.

De esta manera no es extraño que la gente tome decisiones, que si fuera solamente por los convencionalismos sociales, no tomaría. Como renunciar a trabajos que pueden parecer a ojos de otro muy buenos, pero que al vivirlos internamente sólo representan un retroceso personal y profesional, generando insatisfacción, stress, e incluso cuadros depresivos. Estoy seguro que a más de algún lector esta situación le parece familiar.

Si uno está en un trabajo o en un proyecto que no le gusta, o no le satisface su necesidad de crecimiento, ¿por qué no se va?, la respuesta obvia es porque no es tan simple, porque se tienen compromisos, porque el mercado laboral no es tan estable ni amplio como quisiéramos, y un largo etcétera. Pero la gran razón subyacente a todas las demás, es que realmente no tenemos una concepción clara de nuestro potencial, de lo que podemos y lo que no podemos hacer.

Y realmente no le dedicamos mucho tiempo a pensar en eso, lo que en definitiva es lamentable porque finalmente nos dejamos
llevar por las circunstancias en lugar de generarlas, nos transformamos en espectadores en lugar de ser los actores de nuestro propio desarrollo. Por lo tanto, ¿cómo podemos planificar realmente nuestro futuro, si no sabemos en realidad dónde estamos y qué podemos hacer?. Piensen en ustedes mismos como su principal activo, conózcanse y cuídense más. No es la receta del éxito, pero por cierto les va a ayudar.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: