Inicio > Sin categoría > Alzas y Caídas del Tipo de Cambio – Una Danza de Dulce y Agraz

Alzas y Caídas del Tipo de Cambio – Una Danza de Dulce y Agraz

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 14 de Noviembre de 2010

En los últimos días hemos visto como ha subido como la espuma el precio del cobre y caído como la lluvia el precio del dólar, todos sabemos que cuando sube el valor de nuestra principal exportación es de esperar que el tipo de cambio caiga, dado el exceso de dólares en la economía, aunque en este caso este fenómeno también se ve reforzado por el debilitamiento de la divisa norteamericana con respecto a otras monedas en el mercado internacional. Sin embargo, al analizar los efectos de estos fenómenos nos encontramos con situaciones que nos son conocidas, como los reclamos de los exportadores.

Para los importadores en general, que el precio del dólar baje es positivo, ya que su carga disminuye, sin embargo para la mayoría de los exportadores es todo lo contrario, ya que venden en dólares y por lo tanto sus ingresos disminuyen. Con esto no decimos nada nuevo, es sólo lógica pura. Lo que no es tan lógico es la postura de muchos exportadores que pudiendo prever esta situación, no lo hicieron y exigen como si fuera una obligación, un rescate de las autoridades económicas.

Hace años ya que se abandonó lo que se llamaba política de Banda Cambiaria, donde se intervenía el tipo de cambio si se observaba que éste subía o bajaba más allá de ciertos niveles pre-establecidos. Cuando se liberó finalmente el precio del dólar muchos auguraron el fin de los tiempos, sin embargo sólo se recuerdan un par de ocasiones donde se ha hecho una intervención indirecta por encontrarse ante situaciones cambiarias extremas, como lo observado hace un par de años en medio de la crisis hipotecaria de Estados Unidos, conocida como sub-prime.

Pero al mismo tiempo, hace bastante tiempo también que existen los seguros de tipo de cambio, o forward, donde se fija hoy el tipo de cambio para una fecha futura en la cual las partes intercambiarán monedas a la paridad determinada al momento del contrato. Este tipo de instrumento financiero debería ser de conocimiento de cualquier empresa de cierto tamaño dedicada al comercio exterior, pero ¿qué pasa con los pequeños exportadores? También pueden tener acceso a este tipo de alternativas, pero deben tener la inquietud de hacerlo.  

En el mundo actual uno no puede sentarse a esperar que le solucionen los problemas sin haber agotado antes las instancias que se tienen a mano, después de todo, los únicos genuinamente interesados en nuestro éxito futuro, somos nosotros mismos.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: