Inicio > Sin categoría > Imagen de Marca – El Fracaso Implícito en el Éxito

Imagen de Marca – El Fracaso Implícito en el Éxito

Publicado en el Cuerpo de Reportajes del Diario de Aysén, Domingo 7 de Noviembre de 2010

Cuando me enteré el día jueves que Harold Mayne-Nicolls había perdido las elecciones en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, como hincha me pareció increíble, pero como profesional de la administración, la verdad es que no y paso a explicar por qué. Nunca en su historia la situación de esta actividad deportiva, que según estudios es la más popular del país, había estado en tan buen pie, con un reconocimiento deportivo e institucional a nivel internacional, con selecciones competitivas en distintos niveles, con una serie de estadios nuevos y con resultados muy positivos en competencias fuera de nuestras fronteras.

La pregunta entonces de por qué se pierde una elección parece obvia, y la razón no lo es tanto. Ya que tanto el público, la prensa y los mismos futbolistas estaban contentos con los resultados, y si bien se podía tener reparos en algunos aspectos del manejo comunicacional, se reconocía que se trabajaba bien. Sin embargo entre todos los públicos que se atendían, había uno que no estaba contento, precisamente el que votaba, los presidentes de los clubes de fútbol, y que finalmente son los que toman la decisión.

El problema entonces no es solamente hacer las cosas bien, es seducir internamente a las personas que trabajan con uno y que finalmente deciden de forma directa o indirecta la continuidad de un proyecto, y el no prestar el necesario cuidado a este público puede costar caro, como en este caso. De todas formas lo anterior no significa hacer todo lo que estos clientes internos quieran, sino atraerlos al proyecto, agilizar los canales de comunicación para no dejar espacios ciegos donde por lo general se generan rumores, incertidumbres y por ende desmotivación.

Hemos planteado en otras columnas la importancia fundamental de la motivación en el manejo de los equipos de trabajo, por lo que sus miembros también deben sentirse contentos, escuchados, valorados y comprometidos con el proyecto, después de todo son los primeros clientes, los que están al interior de la organización. Por lo tanto Harold Mayne-Nicolls fue un extraordinario presidente de la ANFP, logró cosas que no se habían logrado y puso a cargo de la Selección de Fútbol a un técnico de nivel mundial como Marcelo Bielsa, pero un tuvo un deficiente liderazgo motivacional y manejo comunicacional con quienes tenía que tenerlo, y eso le costó caro.

¿Se acaba el mundo porque se van Bielsa y Mayne-Nicolls? No, nunca nadie es irremplazable, pero sí será distinto.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: